Las Fuerzas….

Al pasar el tiempo, siempre recordamos que cada día es único, si podemos participar activamente en diversos roles durante el día, sin lugar a dudas, hemos acompañado a juego un día Extraordinario.

Sé que puedes reconocerlo e incluso celebrarlo con buenos amigos y recibir palmadas en el hombro que destacan con firmeza el buen desempeño, pero qué sucede cuando nuestras fuerzas disminuyen?  ya sea por una situación de salud, por el estilo de vida equivocado, por el paso de los años, por múltiples responsabilidades o simplemente por un corazón angustiado! Se vive ese momento con poca compañía e incluso todo el entorno cambia.

Cuando nos encontramos en ese espacio que es como «el descanso de la escalera con escalones aún por recorrer», puedo asegurarte que únicamente en Dios podemos encontrar esas Fuerzas para seguir el camino.

Cuando más lo necesitamos, su Fuerza nos levanta.

 

Él multiplica las fuerzas al que no tiene ninguna.

Isaías 40:29