Equipaje Permitido.

Cuando vamos de viaje, no queremos olvidar nada, incluso hacemos una lista para llevar todo lo necesario,  ¡si es temporada de invierno!, no puede faltar el abrigo apropiado, por el contrario si es estación de verano y en el itinerario está disfrutar de una playa, ¡no podemos dejar fuera del equipaje el vestido de baño y su pareo con el color adecuado.

En cierta ocasión me encontraba en una conferencia entre mujeres,  donde compartiamos vivencias, situaciones, entre las que podíamos resaltar como Dios había cambiado la situación difícil por un Milagro que sólo Él podía hacer.

Cuando nos encontramos haciendo esa Maleta para el Viaje de la Vida, en cada latido, cambiemos el equipaje pesado, por el Equipaje Permitido.

 

Mateo 11:28 «Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar»

Puedes perder el vuelo, si llevas exceso de equipaje.