Brisas de Esperanza


Se dice en muchas ocasiones, la Esperanza es lo último que se pierde…Pues yo me atrevería a decir que “la Esperanza es un motor que te impulsa a dar un paso más, esa voz de tú interior que te recuerda, estas próximo a llegar a la meta

Hace mucho tiempo, se hizo muy famoso un video que compartía una competencia de atletismo, la popularidad no fue por los tres primeros lugares, sino por aquel corredor que tenía su corazón lleno de Esperanza y si a él le podría faltar milésimas de coraje,  su padre tenía “Esperanza Agrandada”, su impulso lo llevo a llegar a la Meta, dejó a un lado las excusas que otros pudieran ver como limitantes vividas en el camino.

Sin lugar a dudas, todos nuestros días son diferentes, por eso no podemos guardar las experiencias como Victorias o Medallas para coleccionar, cada día es necesario tener reservas de Esperanzas para vislumbrar la meta, viviendo el hoy con FE.

Con el transcurrir de los tiempos, me he propuesto “Valorar Cada Latido”, por ello al momento de diseñar el blog, su nombre fue el sello de una Etapa en mí vida,  si es preciso no me hacen especial, pero si me hicieron énfasis en lecciones que no se adquieren en libros, consejos, definiciones, círculos de lecturas; únicamente se viven y aprenden cuando Dios así te lo permite.  Es imposible, omitir esas experiencias que te dejaran huellas o servirán para poder mirar la vida desde la perspectiva correcta, No Antes- No Después, Simplemente tenía que Pasar.   Surge un sinfín de preguntas cuando no entendemos el día de hoy, preciso allí es donde necesitamos de la Reserva de Esperanza para mirar el día con Fe.

La vida es un tomar de decisiones, nadie puede decidir por ti. 

Si me permites brindarte un consejo: “es necesario vivir cada hoja del libro diseñado por Dios, paso a paso con los cuales alcanzarás la meta, sin escapar, ni eludir tú propósito en esta tierra”

Que se abra el telón, eres el protagonista de tú historia.

Recuerda vivir tus días con Brisas de Esperanza y Fe.

Recuerda vivir tus días valorando cada latido.

Viviendo un día a la Vez.

Dios nos ha creado para triunfar, somos únicos en el papel que tenemos que interpretar en esta tierra.

Gracias por la amistad que me has brindado e incluso por formar parte de los Invitados a mi Historia.